mercenarios-noir

Por Carles M. Agenjo

Presentación, preparación y ejecución. Los actos del mercenario se repiten en una estructura tripartita a lo largo de la historia del cine. Desde la etapa clásica hasta la posmoderna, de Contratado para matar (Frank Tuttle, 1942) a Drive (Nicholas Winding Refn, 2011), numerosos son los ejemplos que han articulado este arquetipo en relación al género negro. Las diferencias, quizá, radican tanto en sus gestos como en una mirada que crece y adquiere mayor complejidad a medida que avanza la historia del cine. Una mirada cada vez más deudora de su legado fílmico y, por lo tanto, cada vez más autoconsciente. A continuación, se expone el segundo de los video-ensayos que este servidor confeccionó junto a dos grandes compañeros de trinchera -Estanis Bañuelos y Víctor Blanes- durante el Curso de crítica cinematográfica  del CCCB.

Anuncios

Acerca de Carles M. Agenjo

"Un día sin reír es un día perdido" (Chaplin)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s