Hace un par de décadas, el director Rob Reiner se sacó de la manga un falso documental sobre la supuesta mejor banda de heavy metal de la historia: This is spinal tap (1984). Años más tarde, Peter Jackson también se convertía en avispado trilero cinematográfico con el mockumentary La verdadera historia del cine (1995), donde trata de demostrar con pelos y señales que el cine no lo inventaron los hermanos Lumière, sino un neozelandés. A la sombra de estos grandes títulos, en 2004, año de la penúltima victoria del PSOE, el canadiense Michael Dowse nos gasta –con I’ts all gone Pete Tong– una broma parecida en versión contemporánea, acorde a los gustos y tendencias del momento. Eso sí, no recibió tantos aplausos como el Zapatero de entonces (el de ahora mejor no comentarlo).

Injustamente olvidada y estrenada aquí con varios años de retraso, la película es, ante todo, un retrato paródico de la escena festiva de verano en la Ibiza del siglo XXI, ese mundillo nocturno y matutino –impregnado de música House, rayas de cocaína, humo, luces chillonas y calor baleárico– que retumba al compás de la palabra “fiesta”. Todo ello, filmado con sentido del ritmo. A 130 bytes por minuto (velocidad de baile). O más. Y también con humor, larguísimas notas de buen humor que convierten esta película –te guste o no la música acelerada– en un subidón que nunca acaba. Tampoco faltan en ella pequeños chupitos de dramatismo, propiciados por las expresiones del actor protagonista, Paul Kaye, en la piel de Frankie Wilde: un imaginario deejay de éxito que se volvió sordo y, tras aprender a pinchar con la ayuda de sus pies sobre dos subwoofer, regresó a las discotecas para convertirse en leyenda.

Podríamos reprocharle a Michael Dowse de exagerar un poco la historia, pero el tío no es tonto. Lo apuesta todo al mockumentary. Muestra declaraciones de personajes importantes dentro del panorama musical electrónico (DJ Tiesto, Carl Cox, Paul Van Dyk…), las archiconocidas discotecas Amnesia y Pacha, y también utiliza inteligentes recursos como el tópico “Basado en hechos reales”, falsos carteles, videoclips y portadas de revista. Todo ello contribuye a engrosar la ambigüedad de esta hilarante e intrascendente explicación de cómo se forja una leyenda. Dowse, padre del film, es un gran mentiroso. Te mete un golazo por la escuadra, rinde tributo al más joven, ruidoso y denostado de los géneros musicales, le toca la fibra sensible a más de un fiestero y te hace salir de la sala más contento que un par de castañuelas.

Carles M. Agenjo

Anuncios

Acerca de Carles M. Agenjo

"Un día sin reír es un día perdido" (Chaplin)

»

  1. Charles Manson dice:

    Gran comparació amb Spinal Tap… gran peli si senyor!

  2. Gerard dice:

    Sense dubte, una pel·lícula del gènere alternatiu diria jo, que representa la Ibiza i la música electrònica dels de principis de dècada amb un aire divertit i que et descollones de riure amb el prota, el dj, més ben dit, la llegenda de Frankie Wilde. Paul Kayne és genial i ha sapigut fer de lo millor en aquesta peli.

    Gran crítica a aquesta pel·lícula que s’ho t’he merescut !!

  3. carlesmartinez88 dice:

    Molt, molt clavat això de que representa l’escena de principis de dècada. Després van passant els anys i tot es va transformant a una velocitat increíble.

    I’ts all gone PT és una d’aquestes perletes que costen de trobar i de repetir

  4. Choleaga dice:

    Por lo que veo la peli está muy bien hecha y llevo años queriéndola ver. En cualquier caso, nunca he sido fan de esta rama del mundo DJ (macrofiestas, drogas, ranas y gafas de sol), sabes que soy más de valorar el anonimato, la buena producción musical y las salas pequeñas donde el DJ tiene contacto directo con la primera fila. Anyway, gran crítica Sr. Agenjo, el golazo por la escuadra es increíble. No te puedes ni llegar a imaginar la de yordis que hay por ahí creyendo que Frankie Wilde lo peta cada año en Lloret de Mar. Creo que en breve estrenan peli/docu de chemical bros!

  5. carlesmartinez88 dice:

    Merci Mr. Gon,

    Estaremos atentos… Aunque seguramente será algo muy parcial, como el indignante elogio que le han hecho a Bieber últimamente… pero esta vez hecho a un grupo de música electrónica que sí merece la pena ser escuchado y aclamado en directo.

  6. tomacinema dice:

    Carles!
    ‘Its all Pete Tong’ vaig tenir-la en el escritori del meu portatil el dos anys que vaig estar a Barcelona, probablement mes, perque la mostrava sempre que tenia oportunitat!

    Me encanta el sub-genero que podria aplicarse a este tipo de pelis, eso de modificar la historia para crear una nueva historia. Te falto comentar ‘Inglorious Basterds’ de Tarantino. Se basa en el mismo concepto y a mi sinceramente, me hizo saltar muchas veces del asiento del cine por fliparmelo.

    Un articulo deluxe y estoy encantado de que tengas un blog del tipo del mio. Yo lo tengo aparcadisimo pero con la idea de retomarlo ahora que me vuelvo para London. Asi que espero que colaboremos juntos.

    Un abrazo desde Mallorca!

    Fernando Bauza Alonso.

  7. carlesmartinez88 dice:

    ¡Cuenta con ello!

    Un abrazo

  8. J. Paradís dice:

    ESPECTACULAR la l’últim tema de la peli… Music for a found harmonium.
    Felicitats, gran crítica 😉

    • carlesmartinez88 dice:

      Totalment,
      està molt ben posada aquesta cançó. Moment de… On collons està el Frankie?

      Salut!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s