Realizar un buen remake implica tratar de ofrecer algo distinto, que renueve o revise el contenido de un film. Las carteleras de hoy, sin embargo, diagnostican que algunos productores de Hollywood no apuestan por horas de reflexión para dar con un buen guión, sino por minutos delante del ordenador para limitarse a maquillar productos añejos. Partiendo de estas coordenadas, el poco conocido Samuel Bayer debuta detrás de la cámara con la nueva versión de Pesadilla en Elm Street (Wes Craven, 1984). ¿Para qué? Seguramente, satisfacer los deseos del productor y director Michael Bay, un caprichoso convertido en millonario que siempre quiso resetear títulos de terror de los años setenta y ochenta.

El exorcistaEl silencio de los corderos, La matanza de Texas y Viernes 13 ya han pasado por la máquina de hacer remakes y precuelas convirtiéndose en palimpsestos cinematográficos del siglo XXI. Ahora, le llega el turno a la película de la calle Elm que, tras siete secuelas, regresa a la gran pantalla para calcar la historia de Fred Krueger: un desfigurado que mata a jóvenes en sueños. Pero el contexto es distinto. Samuel Bayer ha sustituido el retrato de época que manifiesta el film original por unos personajes anclados a la Era Facebook. Un reparto joven, característico del terror norteamericano más reciente: apuesto por fuera e inconsistente por dentro.

Pero el problema no viene tanto con los personajes, sino con la historia en la que tratan de desenvolverse, los diálogos que entablan víctimas y abstracto asesino. Ni siquiera Jackie Earle Haley –encargado de ponerse el jersey a rayas y el guante metálico– ha podido despuntar en su faceta de hombre del saco. No percibimos riqueza debajo de sus flameadas facciones, tampoco de su particular carácter cínico. Pese a querer asustarnos explicando cómo se forjó una moderna leyenda de terror, la película se limita a dar algunos trazos sobre el alma en pena de un abusador de menores, contando una historia de culto, sabida por todos, que no hacía falta refabricar.

Eso sí, los efectos especiales que Michael Bay ha puesto a disposición del director recomponen un poquito el producto, mejorando su parte técnica y estética. Y algunas escenas poseen verdadera garra: cuando la película inserta la idea de los “microsueños” y el mundo kruegeriano se nos aparece de repente, o cuando el director juega a la ironía mezclando tensión con música relajante a ritmo de los Everly Brothers. Un guiño pequeño pero inteligente. Aun así, el termómetro de sustos y sorpresas no alcanza cifras altas en toda la obra. Tampoco el de imaginación e ingenio. Mostrando escenas idénticas a las del film original, la nueva “peli” de Freddy sólo consigue homenajes baratos.

Pesadilla en Elm Street: El origen (2010) es otro “más de lo mismo”, el remake de una película que no debería saltar de época. Y por ello va directo al Vertedero de Hollywood. Un lugar abstracto, físicamente inexistente, pero que refleja la realidad. Un lugar oscuro y tétrico –como el onírico mundo por el que vaga Krueger– donde huelgan personajes y diálogos, donde los buenos efectos sirven a lo trivial y el excesivo interés económico se antepone al esfuerzo por crear películas que valgan la pena.

Carles M. Agenjo

Acerca de Carles M. Agenjo

"Un día sin reír es un día perdido" (Chaplin)

»

  1. Nestor dice:

    Un article contundent i molt lapidari.

  2. carlesmartinez88 dice:

    M’he passat una mica criticant-la, però la meva intenció era abarcar aquest film des d’un punt de vista més general, enfocant el problema/defecte narratiu i d’imaginació que a vegades presenta el cinema actual.

    Gràcies per comentar, Nestor

  3. Francesc dice:

    A mi em va entretenir aquesta peli. No sabia que el tiu era el que és, un abusador de nens, perquè els vol matar etc i això et manté en intriga. Però no aporta res de nou, tens raó. Inclús a mi m’han fet més por alguna de les antigues que aquest remake.
    Per cert, “El exorcista” té secuelas i una precuela més moderna, suposo que et refereixes a aquesta com a remake.
    El Krueger d’aquest remake hi ha ocasions en que fa riure amb els seus comentaris suposadamentde por jeje
    Saludos !

  4. carlesmartinez88 dice:

    Hey Francesc. Tens tota la raó. Del Exorcista em referia a la preqüela. Ja he modificat la frase. Gràcies per dir-m’ho!

    Pel que fa la tota la crítica, em carrego bastant aquesta peli… però vaig intentar ser lo més objectiu possible (sense renunciar òbviament a les filigranes poètiques i literàries que caracteritzen el meu estil).

    A reveure!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s