Después de resucitar al agente 007 en la encomiable Casino Royale, Martin Campbell regresó a las carteleras con un thriller muy clásico basado en una miniserie británica que él mismo dirigió hace dos décadas. Y digo clásico, no por la fotografía que Campbell usó. Tampoco por el montaje o los efectos especiales, desde luego. El trailer de Al límite abre el apetito de todo espectador fanático de la acción policíaca más reciente. Más bien es el procedimiento del film, el modo en que está narrado, que nos despierta esa irremediable sensación de deja vu. “Yo esta peli la he visto antes con historia y caras distintas…” –nos decimos cuando aparecen los créditos finales.

Pero Al límite no es una mera película más de acción. El trailer engaña. Y mucho. Como ya ha ocurrido otras veces. La trama resulta previsible y el argumento es algo manido, pero Martin Campbell esconde un full en la manga. Decir póquer sería pasarse. La intriga política, el secretismo en el campo de los grandes negocios y unas muy creíbles interpretaciones son las grandes bazas de la película.

Gibson no aceptaba ningún papel desde hacía siete años. Pero durante este tiempo no estuvo precisamente de brazos cruzados. Parió dos peliculones. La pasión de Cristo y Apocalypto. Y en 2010, el ya maduro actor, fichado por el aclamado Campbell, se desenvuelve como pez en el agua encarnando a un solitario y veterano detective de Boston llamado Thomas Craven. ¿Sus objetivos? Investigar un crimen. ¿La motivación? El de su propia hija. Y mientras Gibson investiga, Ray Winstone, el segundo de a bordo, destaca mostrándonos una faceta inédita. Viene dada por la enigmática y misteriosa personalidad que interpreta. Versátil y elegante ante la cámara, Winstone se erige sin duda como el actor revelación del film.

El problema es, como ya se ha dicho, lo convencional que resulta el asunto. No hace falta más que revisar brevemente anteriores propuestas que se asemejen –desde Schwarzenneger en Commando, hasta las “venganzas” de Denzel Washington y Liam Neeson– para darnos cuenta de que hemos topado con una pieza más interesante que todas ellas, pero lavada bajo el oxidado grifo del cine comercial imperante.

Thomas Craven "al límite" de sus capacidades

El guión –de Andrew Bovell y William Monahan– por el que se mueven Gibson y Winstone es sólido, sintético y actualiza satisfactoriamente la serie original. Abarca temas interesantes al presentar a mártires ecoterroristas. También al poner en evidencia la amoral corrupción de tiranos que ejercen de políticos y empresarios. Y destapa valores humanos, después de tanta sangre y muerte. Pero el enfoque es el de siempre. Buenos y malos. Injusticia y castigo. Blanco y negro… Dicotomía refrita.

Al límite satisfará a los que piden intriga e impacto, gracias a una acción que aparece en tromba, te sobrecoge y te golpea en escenas cargadas con estallidos imprevistos de violencia –muy característicos del director británico- que harán saltar del sofá a más de uno. Y la visión crepuscular de héroe cansado que Gibson ofrece -en contraste con el superpolicía que fue en el pasado- no está nada mal. Ahora bien, para quienes supieron apreciar su faceta como director en La pasión de Cristo –lejos de la demagógica polémica– y la reciente y aún más rítmica Apocalypto, es importante añadir que Al límite no es su nueva recomendación de fin de semana. Ésta deja muy claras las dotes de interpretación del que encarnó a William Wallace, pero es innegable reconocer que el verdadero talento de Mel Gibson reside en contar historias detrás de la cámara, no exhibiéndose delante de ella.

Carles M. Agenjo

Anuncios

Acerca de Carles M. Agenjo

"Un día sin reír es un día perdido" (Chaplin)

»

  1. Nestor dice:

    Yo quedé impactado en varios momentos del film. Y es que Campbell es uno de los mejores directores, en el aspecto técnico, que hay en el panorama actual. Su manera de rodar la acción es tan potente que el espectador casi la siente en sus carnes.
    Eso es lo que aportó en la magnífica Casino Royale. Y bien que se notó su ausencia en Quantum of Solace donde la visualización de la acción fue más confusa, muy colapsante. En cambio, Campbell siempre te enseña lo que está ocurriendo con claridad.
    En “Al Límite” tanto el momento de la muerte de la hija de Gibson como la pelea entre éste y el antiguo novio de ella, son excelentes piezas de cómo debería rodarse siempre la acción: de forma díáfana y sin demasiadas florituras.

    • carlesmartinez88 dice:

      Totalmente cierto, Nestor.

      Como películas de acción me quedo antes con las de Nolan, o lo que ha hecho Marvel. Pero si hablamos de técnica, de dar una lección sobre cómo rodar el movimiento, la violencia, el forcejeo… Campbell es el elegido.
      Lo demostró ya en “Goldeneye” y “La máscara del zorro” y siguió haciéndolo en Casino Royale (para mí la mejor entrega de la saga Bond) y este “Al límite”. Veremos qué sucede con Linterna verde… Una película que visionaré desde el escepticismo, pues parece hecha por encargo, más que por pasión.

  2. jordi dice:

    Me quedo con lo que dices de que el trailer engaña, como suele pasar amenudo. No obstante parece muy prometedora y ya que dices que está bien, la añado a las que tengo que ver.

  3. carlesmartinez88 dice:

    Hola Jordi,

    Es un coñazo que pasen estas cosas… La más grave fue en 2004: “El bosque” de Shyamalan. No tienen derecho a anunciar una obra maestra como una película más de miedo…

    En cuanto a recomendar o no “Al límite”, creo que te gustará si disfrutas con las cintas de intriga y de acción impactante (escasa, pero impactante), aunque la historia sea previsible y convencional.

    ¡Ah! Y si la ves, agradecería mucho otro comentario valorando qué te ha parecido.

    ¡¡¡Hasta la vista!!!

  4. plared dice:

    Decente simplemente. Personaje desaprovechado en una historia que se apunta al carro de los ecologicamente convencidos. Muy buen interpretacion de gibson, aunque la pelicula navega entre el thriller clasico y el de denuncia, no ahondando en los personajes….y sin decidirse por ninguno. Me gusto elpersonaje de Mel, aunque me parece desaprovechado

  5. carlesmartinez88 dice:

    Hola Plared,
    No sé si te ha pasado, pero yo he ido cogiendo cariño progresivamente a esta película.
    La llegué a odiar y luego me dí cuenta de que no es tan mala como pensé cuando la vi en el cine.

    Tiene sus defectos, que no son pocos ni pequeños. Pero no está mal. Entretiene e impacta y, como bien dices, Gibson lo hace bien. Y eso mola. Pero ojalá Gibson estuviera dirigiendo más películas buenísimas en vez de participar en cosas como ésta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s